Críticas a la crianza con apego

image

Ponemos un artículo sacado de Crianza con Apego, espero que os guste a las mamás que os sintáis identificadas:

Una típica escena que vivimos las madres que seguimos la crianza con apego es la de la crítica social feroz hacia nuestro “estilo” de crianza (entrecomillo porque me resulta cómico llamar “estilo” a criar siguiendo tu instinto y como se ha hecho toda la vida, pero ya sabéis que ahora resulta que esto está de moda, cuando es más viejo que quienes lo tachan de moda o estilo y viene acompañando al ser humano desde sus orígenes). No es raro escuchar frases como:

1) En ese trapo (portabebés) se va a asfixiar/caer/dañar la espalda el niño.

No sólo no es dañino sino que es ergonómico, favorece su desarrollo óseo pélvico previniendo la displasia de cadera, facilita el desarrollo psicológico del bebé al tomar parte en las actividades familiares desde un lugar percibido como seguro para él, facilita una posterior independencia en base a un apego seguro, etc. Y si fueran dañinos la especie humana se habría extinguido hace tiempo.

2) Dormir con los niños es malísimo. Aquí pueden pasar dos cosas, una que les digas que por qué y sólo se escuchen los grillos del campo, la otra que te suelten algo así como la cama es para la vida en pareja/es que así los niños se malacostumbran/ no te lo vas a sacar de tu cama nunca / vas a crearle un trastorno sexual.

Vamos por partes. La vida en pareja se hace en muchos más lugares que en la cama, de noche y en la postura del misionero. Los niños no se malacostumbran, ni quieren engañarnos, porque su cerebro aun no es capaz de hacer eso, tal y como ya hablamos en otro artículo. Cuando tengan 10 años y no quieran ni darnos un beso en el cole por si les ven sus amigos, os recordaremos cuando nos decíais que nunca se irían de nuestra cama. Respecto a la última respuesta del trastorno sexual, lo primero: me repugna que se hagan insinuaciones sobre la elección sexual adulta como si la homosexualidad fuese una enfermedad. Segundo: esto es más falso que un duro de madera. Si fuese así, y también respecto a las otras pegas, la especie humana se habría extinguido hace tiempo.

3) Si le sigues dando el pecho no le alimentas/ le vas a enviciar.

La leche materna está recomendada por la OMS como alimento exclusivo hasta los 6 meses, y recomendado hasta como mínimo (no sólo hasta ahí) los 2 años de edad junto con la AC (alimentación complementaria, sugiero que se busque el significado de complementaria). No sólo le alimenta, sino que es lo mejor para que desarrolle sus defensas de un modo óptimo, y no le damos solo teta a partir de los 6 meses. Come otras cosas. ¿Enviciar? depende de si ves la lactancia como algo sucio y pervertido o cómo lo veo yo: un acto de amor de lo más inocente y tierno.

4) Hay que acostumbrarles a dormir solos y ponerles límites o se te suben a la chepa.

Si sugieres que aplique el método Estivill, como psicóloga ya te digo que no me interesa dañar el cerebro de mi hijo, crearle angustia, traumas de por vida y un deficiente manejo de las situaciones de ansiedad. Repito: los niños hasta cierta edad son incapaces de engañar, su cerebro no dispone aun de la capacidad para ponerse en el lugar de otra persona, sentir empatía o engañar. En el mismo enlace del punto 1 podéis ver algo sobre límites mal entendidos, límites necesarios, límites innecesarios encaminados sólo a quedar bien socialmente o al bienestar de los padres pasando por encima del desarrollo psicológico de sus hijos, etc.

Pongo las más representativas que suelen surgir en reuniones sociales, aunque hay más.

Por mucho que argumentes, aportes datos contrastados, evidencias científicas…no hay nada que hacer. Topas con un muro. La mayoría de las veces optas por no entrar en debate o directamente contestar con ironía.

Además ves como personas que normalmente son educadas, incluso dulces, pasan a atacar en cuanto se menciona de pasada cualquier tema sobre esto. Y tus argumentos luchan contra la exaltación.