Los niños deben ser atados en el coche sin ropa gruesa

ADAC – RACE (Real Automóvil Club de España) advierte: Una chaqueta gruesa o abrigo representan un grave peligro en el auto.

Así se puede observar con el test que han hecho utilizando para el mismo el maniquí con una chaqueta o abrigo grueso y lo demuestran de una forma impresionante: Debido a que el cinturón de seguridad no aprieta o queda lo suficientemente ajustado al cuerpo, con una frenada brusca se puede producir una cortada profunda en el abdomen.

Esto podría causar lesiones muy graves en los tejidos blandos, tales cómo: Intestino, el hígado, o el brazo e incluso podría ocasionar una hemorragia interna. De esta forma lo ha explicado Volker Sandner, director de seguridad vehicular de ADAC. Por lo mismo es muy recomendable que al conducir auto y también para los acompañantes de que se quiten la chaqueta o el abrigo durante el trayecto.

Se llevo a cabo una prueba donde se simuló una situación de tráfico de todos los días, con un adulto y un niño abrigados con chaquetas gruesas. Al sufrir una frenada brusca, el cinturón de seguridad aprieta a una velocidad de 16 kilometros por hora (La frenada) simulando de esta forma una colisión en la parte trasera del automovil.

El resultado nos hace pensar y a reflexionar: Tanto el adulto y el niño sufrieron cortes transversales profundas causadas por el cinturón de seguridad.

adac

Incluso con maniobras de frenado por emergencia se pueden sufrir lesiones leves. Con ropa invierno acolchadas (Chaquetas o abrigos) el cinturón de seguridad tiene un margen de maniobra entre el cuerpo y el mismo es reflejado en la parte inferior del abdomen. Pero también se extiende por el hueso de la pelvis y en los muslos de los niños.

Los niños deben también ser atados sin ropa gruesa de invierno. Es mejor contra el frío llevar una manta extra y abrigarlo por encima. O sencillamente llevar la calefacción prendida en el auto.

LittleCocoBaby, El Mundo de tu bebé.