Beneficios Yoga para bebés

image

El yoga para bebés es una actividad que pueden realizar madres y padres junto a sus bebés. La práctica de esta disciplina es beneficiosa tanto para el bebé como para el adulto. Favorece la conexión emocional entre el bebé y sus padres, así como la relajación y el bienestar físico y emocional de la familia que lo practica. Además, es un hábito saludable que puede transmitirse al bebé prácticamente desde el nacimiento.

El yoga es una actividad recomendable para bebés
Muchas mujeres comienzan a practicar yoga durante el embarazo por los beneficios que esta disciplina aporta en la gestación. Otras ya lo practicaban antes de quedarse embarazadas y continúan practicándolo durante el embarazo. En ambos casos, muchas madres quieren seguir practicando esta actividad tras el nacimiento de sus bebés y compartirla con ellos. Por este motivo se ideó el yoga para bebés.

El yoga para bebés es una forma de que las madres (o padres) practiquen yoga junto a sus bebés. En las clases de yoga para bebés se practican asanas (posturas) y pranayamas (respiraciones) para el adulto, por una parte, y para el bebé, por otra. Asimismo, se practican relajaciones y meditaciones conjuntas del adulto con el bebé.

Las familias pueden comenzar a asistir a clases de yoga con sus bebés cuando éstos tienen en torno a 2 meses de edad. Sin embargo, puede practicarse yoga con el bebé en casa desde el nacimiento, realizando asanas y meditaciones con el bebé en brazos o portándolo en un fular. No obstante, es recomendable asistir a una sesión de yoga con bebés de 0 a 3 meses antes de practicar yoga con el bebé en casa.

Con bebés menores de un año de edad, es el adulto el que realiza los movimientos al niño. A partir del año, la participación del niño en la sesión de yoga es más activa. Las sesiones se dirigen específicamente para los niños a partir de que éstos tengan 3 años de edad.

En este artículo sobre yoga para bebés:

Beneficios del yoga para los bebés
Practicar yoga junto a la madre, el padre o a ambos aporta diversos beneficios para el bebé:

El bebé aprende desde muy pequeño las técnicas y actitudes que sus padres utilizan para cuidar su salud.
El bebé disfruta del contacto con sus padres en estado de relajación, lo cual favorece la propia relajación del pequeño.
El yoga favorece el desarrollo psicomotor del bebé debido al conocimiento y control del propio cuerpo, la coordinación psicomotriz, la adquisición de un buen tono muscular, etc.

Beneficios del yoga con bebés para los padres
El yoga con bebés aporta, también, muchos beneficios a los padres que lo practican:

Permite a la reciente madre continuar practicando yoga sin tener que separarse de su bebé para ello, a la vez que disfruta de una actividad beneficiosa tanto para ella como para su hijo.
Ayuda a la madre a recuperarse físicamente tras el parto.
Fomenta el vínculo entre los padres y el bebé. Realizar actvidades juntos siempre es positivo.
Ayuda a los adultos a mantenerse relajados en condiciones que no son propicias para ello, como cuando un bebé está llorando.
La relajación que el yoga aporta a los padres que lo practican es esencial para la crianza de los hijos. Los padres que mantienen una actitud relajada y positiva en su vida podrán criar a sus hijos sin tensiones, de una manera equilibrada.